Seleccionar página

Como todo emprendedor que trabaja desde casa y que lleva varios proyectos relacionados con el mundo online (por ejemplo mantener este blog, hacer las sesiones de coaching online y por email, preparar y promocionar ebooks, o dar los cursos en nuestra plataforma de elearning) cada mañana me levanto y me pongo a trabajar mas o menos con la misma rutina: comprobar el estado y los parámetros de las diferentes páginas y proyectos que tengo online.

Básicamente todo empieza abriendo Evolución Profesional y otras, ¿todo en orden? pues nos vamos a la página de Facebook para revisar los comentarios, preguntas y mensajes. El siguiente paso es echar un vistazo a los comentarios a través de Disqus, moderarlos, contestar y eliminar el spam que llega cada día (me sorprende muchas veces la sofisticación de los comentarios para pasar por “naturales” cuando ni siquiera están relacionados con el tema del post).

Hecho esto, el siguiente botón de mis marcadores favoritos (si, los tengo en orden y voy dándole uno a uno, ya os dije que era rutina), es el PostRank, para echar un vistazo a la interacción y repercusión en la web social que mis artículos y demás van teniendo, comprobar los tweets, las veces que se han comentado en una o varias redes, etc. (a veces me sorprendo de los sitios donde se terminan comentando algunos artículos). Casi para terminar toca un rápido vistazo a Feedburner para ver los últimos movimientos en la subscripción al blog y a YMLP, para comprobar las estadísticas de las últimas newsletters y mensajes enviados por email.

Y finalmente, siempre lo dejo para el final, me pongo a comprobar Google Analytics y los resultados de Adsense, simplemente para echar un vistazo a las estadísticas del día anterior. Todo esto, en una media horita y casi a diario.

¿Para que me sirve hacer todo esto? Porque me da una tremenda cantidad de información sobre la repercusión de lo que hago, no solo en este blog sino en otros muchos proyectos en los que ando metidos y me permite tomar decisiones, revisar cosas que no van como esperaba o simplemente darme la satisfacción de ver que las cosas están yendo bien. Una vez todo esto está en marcha, y mientras se descarga el email en el inbox :—), ya me pongo con el Google Reader a ver las nuevas entradas de aquellos blogs que sigo. Si me viene alguna idea inspiradora de repente leyendo algo siempre tengo a mano Live Writter para hacer un draft que ya completaré mas adelante o publicar enseguida (dependiendo de lo inspirado que este). Todo esto además mientras desayuno tranquilamente en la oficina en casa, porque una vez organizado el día, y con todo controlado, ya te puedes poner a trabajar en las tareas pendientes sabiendo que, como cada día, las cosas siguen su rumbo y sigues disfrutando de hacer lo que quieres, cuando quieres.

Y tu, ¿cual es tu rutina “tecnológica” por las mañanas?