Seleccionar página

Los idiomas parecen ser el conocimiento más deseado por las empresas a la hora de determinar la persona adecuada para un puesto de trabajo. Estudios realizados a empresas desvelan que conocer un idioma extranjero incrementa un 44% las posibilidades de conseguir trabajo. Por lo cual, contar con un nivel avanzado en al menos un idioma extranjero puede ser la pieza clave en tu perfil para conseguir esa vacante que has visto tú y tantos otros.

La razón es simple: vivimos en un mundo globalizado y el conocimiento de idiomas abre un abanico de posibilidades para las empresas muy extenso para tener más clientes y construir una comunicación internacional. Aunque recurran en determinados momentos a una Agencia de traducción, las compañías ven esencial contar en su plantilla con trabajadores políglotas para las tareas diarias.

Sólo un 35% de los españoles entre 25 y 64 años reconoce dominar al menos un idioma extranjero, requisito que aparece en el 19% de las ofertas de trabajo y en un 80% de los perfiles de trabajo intermedios y altos. Y de éste 35%, sólo el 14% reconoce dominar bien la lengua.

PLUSES SALARIALES POR IDIOMAS

Además, en determinados trabajos, este extra de idiomas se convierte en un aumento de salario, como ocurre en los puestos de teleoperadores o comerciales. Para estos puestos, hay remuneraciones extras en caso de conocer idiomas, incluidas las lenguas cooficiales como el catalán o euskera, e incrementarán vuestros salarios con pluses de cientos de euros extras en comparación con los compañeros que no cuentan con estos conocimientos.

¿QUÉ IDIOMAS ESCOGER?

El inglés se sitúa en primera posición de utilidad empresarial, debido al gran volumen de mercado que posibilita a las empresas. Las lenguas cooficiales españolas también se presentan muy útiles para trabajar dentro del panorama español, sobre todo en el caso del catalán o euskera. Asimismo, el francés y alemán abre un abanico de posibilidades de trabajo y mercado en varios países de Centroeuropa, como Bélgica, Austria, Suiza, Mónaco, Francia o Alemania.

El portugués es también una buena opción en estos momentos para operar en Portugal o la emergente Brasil. El chino aparece también como una opción interesante de cara al futuro.

¿CONOCER MUCHOS IDIOMAS O DOMINAR UNO?

Cuantos más idiomas conozcamos mejor, aunque es preferible dominar un idioma que conocer ligeramente muchos. Teniendo en cuenta que queremos conocer idiomas para el trabajo, es importante que el nivel que tengamos de estos idiomas sea suficientemente preciso para que nos desenvolvamos de forma eficiente en el ámbito laboral. Esto muchas veces necesitará de vocabulario técnico, profesional y específico, por lo que aconsejamos primero tener un dominio avanzado en un idioma para después pasar a otros que complementarán nuestro perfil profesional.